Siendo la mejor versión de ti para seducir
Valora este post

siendo la mejor version de ti para seducir

Nadie nos tiene que enseñar a seducir, porque es algo que todos poseemos desde que venimos a este mundo, lo que tenemos que hacer es limpiarnos de aquellas creencias que no nos permiten mostrarnos como somos en esencia, y quien quiera estar en nuestra fiesta, bienvenido, y quien no, pues para afuera.

Tenemos que sentirnos seguros de lo que somos y valemos, no podemos andar por la vida como necesitados, como las princesas o los princesos esperando a que venga algún héroe a liberarnos, toda esa programación obedece a lo que nos han metido en la cabeza las películas que hemos visto, enseñarnos a no ser felices con lo que somos, entender que somos personas completas.

Por otro lado, si hemos tenido una decepción en el amor en vez de pensar más allá de establecer culpables hay que mirar ese acontecimiento como algo objetivo para poder saber qué cosas debemos curar de esa niño o niña interior, que nos hizo fijar en esa persona que quizás nos manipula o era un psicópata que no le interesaba para nada nuestras emociones, sino solo disfrutar con nosotros, pero tal vez sea eso lo que necesitamos para nuestro desarrollo personal.

Si somos mujeres a todas nos mueve que nos halaguen con palabritas amables, pero eso no es todo para avanzar con un hombre tenemos que ver más allá que nos guste físicamente, ver que acciones realiza para con nosotros, realmente nos hace sentir a gusto o no, observar si está haciendo un papel. No es que con esto le tengas que hacer un análisis de riesgos para ver si cumple o no nuestras expectativas, pero si validar si esas palabritas amables no se las dice a todas para tener una relación íntima, y luego si te ví no me acuerdo.

Tenemos que aprender a distinguir que en la medida que conozcamos más personas, vamos a estar más seguros de que esa persona que deseamos es realmente con quien queremos pasar el resto de nuestras vida, o tal vez no, es solo un acompañante más en este viaje, lo cual no es bueno, ni malo, solamente es; mientras tanto disfrutar de la aventura de estar solos, ser una persona autosuficiente, y [email protected] por alguien muy especial, SI, POR TI MISMO.